viernes, 13 de mayo de 2011

Llovía y escribí.

Estaba cambiando la configuración de blog y de pronto me di cuenta que tiene casi siete meses que no escribo nada por acá, o sea desde el año pasado. Así que decidí dar click en la opción de " nueva entrada" y ponerme a escribir.

Podría contarles por ejemplo que en este momento suena de fondo Mercedes Sosa, mientras mi hermana habla con su novio por celular como por novena ocasión en el día. ¿ Se imaginan que tan aburrida debe ser la vida de alguien quien lleva 5 años de relación y lo más interesante que tiene en el transcurso del día es hablar por teléfono "con su amado" cada 40 minutos?. Pues es larga la pregunta pero es la mejor manera que encuentro para describir la cotidianidad de mi hermana.
Ya, en serio, atribuyo más mi decisión por escribir a que allá afuera hay una torrencial lluvia. la cual resulta muy inspiradora. Como para asomarte por la ventana y ver el agua caer, caer y caer más, mientras piensas en aquellas cosas que te hacen sentir bien, y, al mismo tiempo, escuchas a los Kings Of Covenience, porque así funciona esto. 

Les cuento entonces que he estado leyendo mucho, también he descubierto nueva música y me he detenido a platicar con gente que siempre me pareció interesante y con la que nunca había cruzado más de un saludo. Concluyendo que el lenguaje resulta la máxima habilidad humana, como estrategia de comunicación y como muchas cosas más. Siendo precisamente la palabra "cosas" lo que menos describe lo que quiero dar a entender.

No sé sinceramente si este blog tomará un rumbo diferente al que ya los había acostumbrado, lo que si sé es que escribir me aleja de la psicósis, así que mi plan para estas vacaciones tan próximas será escribir al menos una vez por semana.
Lean mucho y escuchen mucha música que los haga bailar. La felicidad es tan simple como eso. 






1 comentario:

Julieta Cruz dijo...

Roberto, yo también tuve un novio de 4 años y hablábamos casi todo el día por teléfono o sino estaba aquí. Deja a tu hermana. jajaja